jueves, 10 de noviembre de 2011

El universo...


El universo quiere dártelo todo,
 solo tienes 
que abrir los brazos. 

Cuando lo haces, lo que recibes es ilimitado.