martes, 31 de enero de 2012

Las piedras hablan y cuentan muchas cosas... ¿Puedes ver y oir?

Las piedras hablan y cuentan muchas cosas... 
¿Puedes ver y oír?
Mensajes de Egipto.
LA LEONA HERIDA 2700 AÑOS CONTEMPLANDO SU DOLOR

La Leona Herida es un bajorrelieve en alabastro que forma parte de un conjunto esculpido en el Palacio de Asurbanipal. Esta es sólo uno de las cientos de figuras que aparecen en la escena cinegética o de cacería dirigida por el monarca.

La leona ha sido atacada con flechas y algunas se la han clavado en su columna vertebral inutilizándole las patas traseras. Muestra un estudio detallado de la anatomía del animal. El trabajo mediante incisiones, como si se tratara de pinceladas llega a recrear una vista tridimensional y una obra con un gran dinamismo. Las patas delanteras están en posición enérgica y tensa, resistiéndose con gran valentía ante el dolor de sus últimos momentos de vida. Y aunque actualmente no nos sorprenda ese realismo, bastaría compararla con otros relieves del mismo período para entender su importancia en la historia del arte. 

Pero lo que la hace especial es que pese al gran realismo de la obra la figura se supedita a líneas de composición. Una diagonal descendente hacia la derecha y coincidente con el lomo del animal forma la línea compositiva principal, mientras que las líneas generadas por las patas delanteras, que se cruzan, marcan líneas paralelas con las flechas de la espalda de la leona. La composición se ve mejorada con el punto de vista elegido por el autor, ligeramente elevado sobre el animal, ya que proporciona una visión óptima de los detalles.

El rostro de la leona aumenta la transmisión de la agonía del animal. Orejas plegadas contra su cabeza, ojos mirando hacia intentando pedir ayuda y una boca entreabierta que nos muestra su agotamiento. Está intentando levantarse para sobrevivir, pero no lo consigue.