jueves, 15 de marzo de 2012

El agua más pura y antigua del planeta

El agua más pura y antigua del planeta
Científicos rusos suspenden por problemas técnicos la búsqueda de este agua incorrupta en el lago Vostok, ubicado bajo los hielos de la Antártida y sellado durante millones de años
EFE / moscú

Wikipedia... Localización del lago Vostok en la Antártida

Científicos rusos han tenido que suspender por problemas técnicos la búsqueda del agua más pura y antigua del planeta en el lago Vostok, ubicado bajo los hielos de la Antártida, ha informado el Instituto de Investigaciones Árticas y Antárticas (IIAA). La máquina perforadora se ha topado con un nudo de hielo creado por el creciente aumento de la temperatura.

En los últimos días el ritmo de perforación había aumentado de 1,6 metros diarios a 1,9, pero la capa de hielo que protege el lago imposibilita el avance. Los científicos consideran que la perforadora ha agotado sus posibilidades técnicas, por lo que a partir de ahora utilizarán una máquina dragadora térmica que utiliza fluido de silicona no contaminante. La expedición rusa, que ha alcanzado ya una profundidad de 3.709 metros, tenía previsto cambiar de antemano el método de perforación al llegar a unos 20-30 metros del lago. 


Sea como sea, los rusos esperan alcanzar pronto la superficie del lago, que se encuentra bajo una capa de hielo de 3.748 metros y ha estado sellado durante millones de años, lo que ha despertado un gran interés entre la comunidad científica de todo el mundo. Al principio, la secretaría del Sistema del Tratado Antártico (STA) puso trabas a la expedición rusa por temor a la contaminación del lago con el queroseno que utiliza la perforadora, pero después dio luz verde a la misión.

Vida desconocida
El jefe de la expedición, Valeri Lukin, cree que en caso de encontrar vida en el lago, un ecosistema único que está saturado de oxígeno con unos niveles 50 veces superiores a los del agua dulce, ésta sería o muy vieja o desconocida. 


Previsiblemente, se tratará de extremófilos (microorganismos que viven en condiciones extremas), hecho que de confirmarse permitiría estudiar el posible traslado de esos organismos a lugares como el satélite Enceladus de Saturno o la luna Europa de Júpiter. Según Lukin, los resultados de la exploración del lago antártico serán fundamentales para el estudio del cambio climático en la Tierra durante los próximos siglos, ya que el Vostok es una especie de termostato aislado del resto de la atmósfera y de la superficie de la biosfera durante millones de años. Las muestras que se extraigan serán enviadas al nuevo laboratorio del Instituto de Investigaciones Árticas y Antárticas de San Petersburgo.

Con cerca de 300 kilómetros de largo, 50 de ancho y casi mil metros de profundidad en algunas zonas, el Vostok es una masa de agua dulce en estado líquido que se encuentra en el epicentro del sexto continente, como se conoce la Antártida. Tiene una superficie de 15.690 kilómetros cuadrados, similar a la del Baikal, la reserva de agua dulce más grande del mundo, y es el lago subterráneo de mayor tamaño entre los más de cien que se encuentran bajo el hielo antártico. Descubierto en 1957 por científicos soviéticos, ha sido incluido en la lista de los hallazgos geográficos más importantes del siglo XX. Los científicos descubrieron en 2005 que el Vostok alberga una isla en su centro, pero por el momento se desconoce si acoge alguna clase de vida vegetal o animal.