martes, 15 de enero de 2013

Esta es una historia real sobre la lealtad de un ser humano hacia un animal de no abandonarle. 
Atascado un caballo en el barro por una marea en una playa en Australia, el dueño del animal, una mujer llamada Nicole Graham ganó la batalla por la vida de su caballo al realizar una labor de rescate de tres horas haciendo un esfuerzo sobrehumano al mantenerle el cuello hacía arriba al animal, ya totalmente agotado al desear salir del barro.