miércoles, 16 de enero de 2013


Nada ni nadie me puede alejar de mi ser espritual.
El tiempo es mi aliado y yo soy,
en su transcurso 
un ser pleno y feliz.