miércoles, 9 de enero de 2013

¿Qué es un Código Binario?

El Código Binario es un sistema de representación de textos o de procesadores de instrucciones de una computadora, que hace uso del sistema binario, en tanto, el sistema binario es aquel sistema de numeración que se emplea en las matemáticas y en la informática y en el cual los números se representan usando únicamente las cifras cero y uno (0 y 1).

Especialmente a instancias de las telecomunicaciones y de la informática este código se emplea con diferentes métodos de codificación de datos como ser: cadenas de caracteres, cadenas de bits, pudiendo ser de ancho fijo o de ancho variable.

Los sistemas de numeración de la actualidad son ponderados, lo cual significa que cada posición de una secuencia de dígitos tendrá asociado un peso, en tanto, el sistema binario es de hecho un sistema de numeración de este tipo: ponderado.

Otra de las características de este tipo de código es la continuidad que hace que las posibles combinaciones del código sean adyacentes, o sea de cualquier combinación del código a la siguiente cambiará solamente un bit (código continuo). Y el código será cíclico cuando la última combinación sea a su vez adyacente a la primera.

Por su lado, los códigos correctores de error y los códigos detectores de error suponen una solución muy importante y definitiva al problema de la transmisión de datos a través de impulsos eléctricos, ya que existen una buena cantidad de factores que pueden desencadenar un cambio en la señal eléctrica en un momento determinado ocasionando de este modo el error que mencionábamos.


Definición de Código 
(programación/código abierto y cerrado)

Cuando hablamos de código de programación nos referimos el lenguaje por el cual funcionan las computadoras, comprende un conjunto de instrucciones y datos a ser procesados automáticamente.


El código en computación puede ser binario (interpretable sólamente por computadoras), código fuente (interpretable por seres humanos), y en su aspecto legal o político puede ser software libre, código abierto, freeware, shareware o software privativo/propietario tradicional.

El software libre o Free Software posee una definición clara al respecto, según Free Software Foundation es aquel que puede ser usado con cualquier fin, estudiado (saber qué hace), copiado y mejorado. Existe una gran variedad de licencias de software libre, siendo la GNU GPL la referente de todas, pero podemos mencionar también las licencias MIT, BSD, Mozilla, Apache o Creative Commons.

El software de código abierto (open source) es básicamente lo mismo que el software libre, salvo que no es reticente a mezclar software privativo con software libre. También existe software de código abierto que no puede ser utilizado con cualquier fin, por lo cual no sería libre.

El freeware tiene poco que ver con el software libre, dado que lo único libre es su distribución: en general no puede ser modificado, estudiado o comercializado, por lo cual es obvio que viene sin código fuente (sin “la receta del programa“).

El shareware es similar al freeware pero con una limitación extra: el tiempo de uso. Estos programas suelen deshabilitarse en pocos días, son versiones demo/light, de programas completos privativos.

El software privativo tradicional (al estilo de Windows) no permite su utilización con cualquier fin, no permite su estudio (salvo pagando fortunas a sus creadores), no permite su libre copia ni su mejora por parte de cualquier persona: es el inverso total del software libre, por eso Windows y GNU/Linux están tan enfrentados.

Codificación

Se llama codificación a la transformación de la formulación de un mensaje a través de las reglas o normas de un código o lenguaje predeterminado.

Conocemos a la codificación como cualquier operación que implique la asignación de un valor de símbolos o caracteres a un determinado mensaje verbal o no verbal con el propósito de transmitirlo a otros individuos o entidades que compartan el código.

La codificación es algo tan simple como lo que realizamos a diario cuando transformamos imágenes visuales o entidades conceptuales en palabras, oraciones, textos y las comunicamos a aquellos que nos rodean. 


También es codificación aquellas operaciones más complejas que implican códigos compartidos por menos interlocutores, como puede ser un mensaje cifrado o información emitida mediante el código Morse. Metafóricamente, además, se puede hablar de mensajes codificados cuando estos encierran un valor críptico o ininteligible para el público medio.

En informática, por lo tanto, la codificación es también aquella operación que tiene lugar para enviar datos de un lugar a otro, procesarlos y obtener resultados a partir de ellos. Todas las operaciones informáticas están cifradas en código binario, o bien, combinaciones más o menos complejas de unos y ceros que ocurren constantemente.

A su vez, determinadas operaciones con ordenadores requieren un segundo nivel de codificación. Son aquellas que precisan de aspectos de seguridad y confidencialidad y, por ende, implican la creación de mensajes cifrados que sólo pueden ser leídos por cierto tipo de ordenadores o por el usuario que los ha creado, como ocurre con las contraseñas y datos personales en transacciones en línea.


Este tipo de codificación tiene un alto valor de confiabilidad y se utiliza en todo tipo de tareas y entornos informáticos, en cuestiones tan simples como crear una cuenta en una red social y tan complejas como realizar operaciones bancarias y financieras por Internet.